Condiciones de higiene necesarias en guarderías

Las guarderías son el espacio ideal para que los más pequeños de la casa se desarrollen y aprendan compartiendo experiencias con otros niños. Estos lugares con una gran concentración de párvulos, alguno muy pequeño, deben presentar unas condiciones de limpieza adecuadas. Existen muchos factores por los que hacer hincapié en la necesidad de llevar a cabo un minucioso proceso de higienización en las guarderías. En primer lugar los niños juegan, manosean e, incluso, se meten en la boca los juguetes que luego comparten con otros niños. Como empresa de limpiezas en Pontevedra y otros puntos de Galicia, sabemos que los pequeños son más vulnerables a los riesgos que suponen los gérmenes, microorganismos y virus, por ello suelen ponerse enfermos con frecuencia. Para evitar, en la medida de lo posible, el contagio de unos niños a otros es necesario extremar las condiciones de higiene en los espacios que comparten.

La limpieza en guarderías debe realizarse a diario, prestando especial atención a las superficies que puedan suponer un riesgo para la salud de los pequeños, por acumulación de gérmenes y microorganismos. Estas superficies son aquellas con las que los niños están en contacto, como las mesas, el suelo y los juguetes. Para la limpieza de guarderías se emplearán técnicas con ozono, ya que el poder antioxidante de este elemento supone la muerte rápida de cualquier germen o microorganismo. Además, no deja residuos en las superficies sobre las que trabaja por lo que no suponen un riesgo para los niños.

En primer lugar será esencial ventilar la sala para renovar el aire del interior, posteriormente se procederá a limpiar las superficies con agua ozonizada, el principal beneficio de esta técnica es que no deja ningún tipo de residuo por lo que las superficies tratadas serán más seguras para los pequeños. En los casos en los que se requiera una mayor higienización también se procederá mediante alguna técnica específica con ozono.

Un aspecto fundamental en la limpieza en guarderías será higienizar los juguetes con los que juegan los pequeños a diario. En este sentido, una vez al día será necesario limpiar los juguetes de plástico con agua ozonizada, poniendo especial atención en las grietas y pliegues que tengan donde se pueden acumular mayor número de gérmenes. En cuanto a los juguetes de trapo y sus rellenos deberán lavarse, semanalmente, a máquina.

La higienización tanto de baños, como espacios de comedor, también requiere unos procesos de limpieza adecuados para su correcta desinfección. La mejor opción en estos casos siempre es recurrir a ayuda profesional, como empresas de limpieza en Pontevedra, o en cualquier otro lugar, para garantizar las condiciones de salubridad e higiene necesarias en estos espacios. En Limpiezas Alfil empleamos los productos y las técnicas que garantizan unos óptimos resultados, asegurando el nivel de desinfección necesario para estas instalaciones donde los más pequeños aprenden jugando.