Consejos para la limpieza de superficies tapizadas

empresas de limpieza en pontevedra

Las alfombras, moquetas y superficies tapizadas son muy delicadas desde el punto de vista de la limpieza. Como una las empresas de limpieza en Pontevedra especializadas en el cuidado de estos tejidos, sabemos que una mancha puede estropear por completo estas piezas del mobiliario si no se trata con las técnicas adecuadas. Y es que ni todos los tapizados son iguales ni todos los lamparones se eliminan de la misma forma. De hecho, emplear un producto erróneo puede echar a perder un tejido sensible.

En la mayoría de las ocasiones es recomendable recurrir a los servicios de profesionales para conseguir acabar con las antiestéticas manchas sin dañar las superficies. En Limpiezas Alfil manejamos las técnicas más eficientes para que los muebles y espacios enmoquetados de nuestros clientes luzcan sin rastro de suciedad. A continuación, analizaremos en profundidad qué tratamientos son los más aconsejables para limpiar las alfombras y las superficies tapizadas.

Para realizar una correcta limpieza de moquetas, es necesario efectuar un fregado mecánico.  Esta tarea se ejecuta mediante una rotativa con cepillo de nylon y espuma. Después, hay que aspirar la tela para retirar los restos de polvo y suciedad. Asimismo, con la limpieza con el sistema de inyección-extracción se consiguen unos resultados muy satisfactorios. Esta técnica consiste en inyectar una solución compuesta por agua y detergente en las fibras de la moqueta. Después, se aspira, con lo que los restos quedan almacenados en el depósito del aparato que se utiliza.

Por su parte, las alfombras también requieren de unos cuidados especiales. No hay que caer en la tentación de emplear productos demasiado abrasivos para acabar con las manchas porque se estropearía el tejido.

Respecto a las superficies tapizadas de sofás, tresillos y sillas, el primer paso debe ser aspirar el polvo. Luego, ya se puede aplicar un producto adecuado para efectuar la limpieza. En caso de que las manchas sean muy difíciles de eliminar, puede llegar a ser necesario realizar un fregado manual. Una cuestión primordial para acabar con las manchas en este tipo de tejidos es el tiempo. Actuar rápidamente tras producirse la mancha es vital, puesto que si se posterga la limpieza, es probable que queden cercos.

Como una de las empresas de limpieza en Pontevedra dedicada a estos trabajos, aconsejamos que la composición del producto de higienización sea suave para no estropear el tapizado. El aspirado es la última fase de la operación. Una vez que los tejidos estén secos, ya no habrá rastro de manchas.