Pasos a seguir en la limpieza de un taller

¿Eres propietario o responsables de un taller mecánico y te has planteado alguna vez cómo tenerlo en perfecto estado? Es posible que hayas preguntado a varias empresas de limpieza en Pontevedra, y que no hayan sabido ofrecerte una solución adecuada para el mantenimiento de la higiene de tu taller. Nosotros queremos ofrecerte soluciones.

En Limpiezas Alfil somos conscientes de las particulares características de este tipo de centros de trabajo, en el que se usan productos altamente especializados con componentes químicos o grasos, que hacen más difícil la limpieza y el mantenimiento sanitario del lugar de trabajo. Por eso queremos recomendar una serie de puntos básicos para la limpieza de un taller:

  1. Cada trabajador deberá preocuparse por mantener limpio su puesto de trabajo, evitando la acumulación de  polvo, suciedad y restos metálicos o de otra naturaleza que pudieran dificultar el funcionamiento de la maquinaria.
  2. En el caso de que se vierta algún líquido o producto, limpia  el suelo, especialmente si fuera graso o resbaladizo, lo que puede provocar accidentes.
  3. Sigue lo establecido en los programas de mantenimiento de la maquinaria y equipos mecánicos.
  4. Si se utilizan estanterías o elementos de almacenamiento de material, procura no sobrecargarlos y revisar periódicamente la mercancía.
  5. Dispón de papeleras o contenedores accesibles para tirar los residuos que se generen, esto ayudará a las tareas de la empresa de limpieza del taller.
  6. Mantén limpias y libres de obstáculos las escaleras y áreas de emergencia o salidas.
  7. Al final de la jornada, revisar las herramientas manuales como martillos, destornilladores, alicantes, etc. Y límpialas para que se encuentren en perfecto estado a la mañana siguiente. Todas las herramientas deben quedar recogidas en la zona de almacenamiento.

 

¿Qué hacer para eliminar las manchas de grasa?

  1. MANCHAS RECIENTES: Para hacer desaparecer las manchas de aceite de motor que puedan caer al suelo lo mejor es actuar rápidamente utilizando un material absorbente (por ej: sepiolita). En el momento en que la sustancia se haya derramado cúbrela por completo dejando que el material actúe absorbiendo la mancha durante un tiempo prudencial. Después solo es necesario barrer.
  2. MANCHAS ANTIGUAS: Para manchas que ya llevan tiempo y que han sido absorbidas por el firme, lo mejor es utilizar alguno de los productos específicos que hay en el mercado. Actuar siguiendo las instrucciones del fabricante.

 

Si vas a contratar los servicios de  alguna de las empresas de limpieza en Pontevedra consulta previamente si realizan este tipo de limpieza específica.