Pautas de limpieza en oficinas

La mayor parte del tiempo lo empleamos en nuestras actividades laborales, por lo que es esencial que estemos cómodos en nuestro puesto de trabajo. Las condiciones de higiene y limpieza en oficinas y centros laborales son vitales para conseguir unas condiciones de salubridad óptimas, que garanticen la seguridad de todos los empleados. Para mejorar el rendimiento de los trabajadores es necesario atender a diferentes medidas de ergonomía y organización del espacio. Sin embargo, las empresas de limpieza en Pontevedra sabemos que la clave para conseguir el confort de los trabajadores es una higiene adecuada, contribuyendo a mejorar su productividad.

Para realizar la limpieza e higienización de un centro de trabajo se debe atender a una serie de pautas fundamentales, entre las que destacamos:

  1. Vaciar las papeleras. El primer paso será deshacernos de los desperdicios de las papeleras y sacar las bolsas con la basura, que los trabajadores hayan depositado en ellas durante la jornada.
  2. Limpiar el polvo. Para eliminar las partículas de polvo conviene utilizar algún producto específico para atraparlas, evitando que el polvo se distribuya al resto de la estancia.
  3. Cristales. Limpiar las ventanas y zonas acristaladas no es una tarea fácil, conviene utilizar productos estipulados para este fin y que, generalmente, sirven para que los cristales permanezcan limpios durante más tiempo. Debe prestarse especial atención a la eliminación de las huellas que aparecen con facilidad en este tipo de superficies.
  4. Eliminar la suciedad de los suelos. En función del material que constituya el pavimento se elegirán los productos más adecuados. En primer lugar, se retirará el polvo y suciedad con una mopa, preferiblemente de microfibras, ya que presentan principios antibacterianos. Posteriormente, se procederá a fregar los suelos para eliminar las manchas y conseguir que queden relucientes como el primer día.
  5. Desinfección. Existen diferentes espacios que pueden albergar microorganismos y bacterias, por lo que conviene llevar a cabo una higienización adecuada. Por un lado, es necesario realizar una limpieza en profundidad de los baños, lugar que comparten todos los trabajadores y donde se concentra una mayor incidencia de gérmenes. Otro factor de gran importancia es desinfectar los teléfonos, que son utilizados por numerosas personas, se cogen con las manos y se acercan a la boca, por lo que su uso puede contribuir al contagio de enfermedades.

La mejor opción para el proceso de limpieza de estos centros de trabajo siempre es contratar una empresa, que realizará este servicio de forma profesional. En Limpiezas Alfil nos adaptamos a los horarios para no interferir en el rendimiento de tus trabajadores. Como empresa de limpiezas en Pontevedra y otras zonas de Galicia somos conscientes de la importancia de realizar una óptima higienización de los espacios laborales, empleando los productos más adecuados y garantizando las condiciones de salubridad pertinentes.